5 hugs

Una historia de la vida real, de la realidad de muchas mujeres.

por Nn Miércoles 29 de julio del 2020
Desde que empezó la cuarentena (una coincidencia) mi vida se vió afectada de una manera casi positiva por que aún temo ser juzgada pero no con tanta importancia , soy madre de 5 hijos, con trabajo, estudiando un carrera a todo pulmón lo que menos quería es tener un hijo mas, en marzo me entero que estoy embarazada -mi mundo se vino abajo- pensaba... Me lo merezco por no hacer las cosas bien, etc etc. En realidad yo no tendría problema en mantener un hijo más, ni me sentía menos mujer o algo negativo, al fin y al cabo tengo casa, trabajo, una buena vida no de lujo pero con buenas comodidades y respecto a las deudas : siempre las tuve asi que no me cambia en nada. Pero por que todos los días me culpaba a mi misma? Por que me odiaba o me escondía de la gente? Por que ? La respuesta estuvo siempre a mi alrededor; la sociedad, la sociedad es quién me juzga, mis compañeros de trabajo, la doctora que me atiende, la enfermera que me toma la presión, la cajera del super cuando me.pregunta cuantos hijos tengo, mi propia familia etc. Entonces me puse a pensar - ¿hay una cantidad aceptable de hijos impuesta por la sociedad?- aparentemente si, por que a pesar de que he logrado lo impensable a mi edad y si, con "tantos hijos" como muchos piensan pero quizás ese fue el punto de partida, tener hijos no me limitó a una vida de lavar platos y cambiar pañales, al contrario me llevó a querer mas y más de.lo que ya tenía, de lo que hoy ya tengo, quizás si no hubiera tenido hijos no tendría valor el sacrificio por que no me costaría nada llegar a la meta, ojo ! No menosprecio al que no los tenga pero seamos sinceros, es más difícil, por que la mayoría de las mujeres nos condicionamos a sobrevivir y ser amas de casas, sobre todo las personas como yo... ¿Como las personas como yo ? Si, las personas como yo que han sido madres jóvenes, que no han recibido la educacion sexual adecuada, que son de bajos recursos, esas personas como yo, condicionadas por la sociedad y marginadas por tener hijos y cobrar un plan, aunque estoy muy lejos de esa realidad hoy en día, siento que eso definió quien soy ahora, lo que he logrado. Pensando como podía cambiar mi vida mientras lavaba platos en una bañera vieja afuera de mi casilla alquilada, pero como podría hacerlo ? Si mi marido me mantenía y yo debía por lo tanto retribuir obligadamente con las tareas domésticas por ser mujer, por tener hijos, por ser joven etc etc, asi es como te lo plantea la sociedad -te gustó? Ahora jodete.- y no, en ese momento decidí no lavar mas platos, no lavar mas ropa, no esperar a mi marido, es más pensé por que tener un marido que me quiere sumisa?, entonces decidí que no me quiero "joder" mas, no me importa si fui quién abrió las piernas, no me importa el ahora, me importa el mañana... lo que voy a hacer mañana, mañana voy a hacer lo más importante en mi vida lo que jamás pensé ; UN CAMBIO. Y después de tantos años de sacrificio me veo en una posición totalmente diferente, me veo libre e independiente, economicamente bien, con casa propia, auto (todo lo que debería ser normal para cualquier familia y que lamentablemente no lo es) y obviamente las deudas que nunca pueden faltar, sin embargo Para la sociedad no es aceptable, no soy aceptable, por que soy joven y tengo muchos hijos, no importa mi trabajo ni mis estudios, ni como vivo ni nada. Importa lo que se ve y lo que se vé es una joven que tuvo muchos hijos por que seguro no tenía tele, por que le encanta abrirse de.piernas y así un sin fin de calificaficativos que te impone la sociedad. No quería pasar por desapercibida esta reflexión que me trajo la cuarentena por eso estoy contando la historia de una sociedad que más allá de regular las conductas humanas mediante las leyes, también marcan y juzgan nuestra vida de forma cotidiana, desde la.ropa que nos ponemos hasta la cantidad de hijos que tenemos. Nosotros mismos somos quien nos marginamos al condicionarnos por nuestra situación por que la sociedad hace que creas que no podes ser más nada de lo que ya sos, por que te jodiste y te la tenés que bancar pero no es así, podes superarte y vivir la vida como te la mereces y salir de cualquier situación mientras vos no te limites a tus capacidades, tu vida es tuya y las posibilidades son infinitas. Siempre recordá que pase lo que pase siempre te van a juzgar socialmente. No espero un premio, simplemente espero que reflexionen y piensen que aunque evolucionamos como sociedad, nos falta mucho y quizás muchas personas cambiarían su vida si les dieramos la oportunidad y no lo que nos sobra.




Más Historias

por Shearsby Ian  0

por James Lambert  0

ELLOS ESTÁN SIEMPRE PRESENTES

por EVA NOEMI FERNANDEZ  16

Verónica la ama de casa y auxilar

por Verónica Botti  2

Percevera vida cotidiana.

por Paula Tubaro  1

Adoptar en tiempos de covid

por María Belén Pascual  3

Anillo perdido

por Carolina orellana  1

Que nos volvamos a ver

por Maria  5

Eliseo 400 días en aislamiento por leucemia

por Tania Valeria Buitrago  5

Conversando con migo.

por MARCELA  1